Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Uno de cada cuatro europeos ya confía más en una Inteligencia Artificial que en un político

Uno de cada cuatro europeos ya confía más en una Inteligencia Artificial que en un político

Uno de cada cuatro europeos preferiría una Inteligencia Artificial que haga de político antes que los humanos, ¿qué nos dice esta estadística?

La confianza de los votantes en los políticos sigue cayendo en picado, hasta tal punto que puede que dentro de nada prefiramos creernos lo que dice un robot. Es la conclusión que podemos sacar de un estudio de investigadores españoles de la IE University, que se ha centrado en la manera en la percepción que los ciudadanos europeos tienen de las nuevas tecnologías.

Unas innovaciones que están trayendo consigo cambios que, cómo no, producen mucha ansiedad entre los europeos. Vivimos en un clima de inseguridad, en el que las nuevas tecnologías van más rápido que las leyes. El informe refleja un cierto miedo entre la población, por ejemplo, en cómo Internet y las redes sociales han cambiado la manera en la que socializamos. La mayoría de los encuestados (dos tercios) creen que es necesario aplicar un mayor control sobre el sector tecnológico, ya sea en forma de impuestos adicionales o en leyes; el peligro es que estas innovaciones no sean usadas por el bien de la sociedad.

Una Inteligencia Artificial que haga de político, cada vez más gente lo pide

Pero no es sólo cuestión de leyes. Al ritmo al que avanzan estas tecnologías, lo que aprendimos en su momento ya no sirve para nada; la mayoría cree que es necesario reformar el sistema educativo, tanto para adaptarse al nuevo mercado laboral como para enfrentarse a los desafíos que traen consigo estas tecnologías.

También hay un creciente miedo a que los robots nos quiten el trabajo; pese a que los líderes del mercado y algunos políticos prometen que los robots crearán trabajos, no los destruirán. Por eso, el 70% de los encuestados cree que los gobiernos deberían implementar serias limitaciones a la automatización en los negocios.

Lo verdaderamente interesante es que, pese a todos estos temores y consideraciones, una buena cantidad de gente prefiere antes a una Inteligencia Artificial que a un político. En concreto, el 25 % de los europeos cree que sería mejor que una Inteligencia Artificial tomase decisiones importanes sobre cómo llevar su país; un porcentaje que aumenta incluso más en países como el Reino Unido, Países Bajos o Alemania, donde uno de cada tres ciudadanos le daría el poder a una IA. En cambio, España se sitúa cerca de la media, y un 26% de los españoles preferiría que un sistema informático dirigiese el país antes que Sánchez, Rivera, Casado y compañía.