Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Unir dos piezas de metal y que no haya hendiduras: la magia de la ingeniería de precisión

Unir dos piezas de metal y que no haya hendiduras: la magia de la ingeniería de precisión

¿Y si pudieras unir dos piezas de metal y que estas se fusionaran hasta el punto de que no hubiera ningún tipo de hendidura? Es posible.

Por lógica humana pura y dura, si pensamos en unir dos piezas de metal (por mucho que hayan sido diseñadas para encajar a la perfección) siempre habrá una hendidura, un hueco o simplemente una marca de que no encajan al 100 por cien. Los más puristas odian esto, y con razón; mucho no se puede hacer.

¿O sí? Un vídeo en las redes sociales se ha ido haciendo viral poco a poco y no es para menos; muestra a operarios capaces de unir dos piezas de metal de forma exacta, es decir, sin huecos. Como si se fusionaran. Y como todo en la vida tiene sentido, pero no deja de ser impresionante.

La ingeniería de precisión y su magia (y “gustico” visual)

El tweet que ves en pantalla ha sido compartido por Mothership.sg, un servicio de noticias basada en comunidades procediente de Singapur. En el vídeo podemos ver cómo se pueden unir dos piezas de metal que quedan completamente fusionadas, hasta el punto de que parecen un bloque de metal macizo sin ningún tipo de hendidura.

Además del “gustico” visual que otorga este fabuloso vídeo, nos enseña otra cosa: la ingeniería de precisión, una subdisciplina de la ingeniería eléctrica pero con un toque adicional. Esta vez las piezas destacan por no tener margen de error; encajan tan a la perfección que parece que se funden unas con otras.

El tweet que ya cuenta con más de 17.000 likes y más de 7000 en Twitter ha sido reproducido casi un millón de veces. Ya no es porque ciertamente la satisfacción visual que tenemos al verla sea propia de un dios, sino porque es apasionante ver el nivel de medición milimétrica necesaria para que las piezas de metal queden completamente unidas y que parezcan una sola, en un bloque de metal macizo.

Uno de los inconvenientes (si es que se le puede llamar inconveniente) a la ingeniería moderna es que salvo estos casos siempre vemos las líneas de separación de las piezas que componen nuestros objetos. No es en absoluto un problema si nos fijamos en el apartado estético, pero de conseguir masificar este nivel de precisión podríamos ver figuras y formaciones nunca vistas. De momento podemos deleitarnos con este vídeo tan impresionante… y tan satisfactorio.

Imagen | Sergey Zolkin en Unsplash.