Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El avión más grande del mundo despega con éxito por primera vez

El avión más grande del mundo despega con éxito por primera vez

El avión más grande del mundo ha realizado su primer despegue y afortunadamente ha sido todo un éxito. ¿Cómo ha ocurrido tal hazaña?
En:

Hace unos 8 años se anunció el que sería el avión más grande del mundo, el Scato Strated Composites Strato. Este no es un avión común desde luego, y de hecho puede que no debamos considerarlo como tal; su uso principal es transportar cohetes con doble fuselaje.

Tras todos estos años, el Stratolaunch ha conseguido realizar su primer despegue. Por supuesto ha sido todo un éxito, y no es para menos (ya que la espera ha sido importante). Os contamos cómo se ha realizado uno de los despegues más importantes en la historia de la aviación.

El avión más grande del mundo por fin despega con éxito

Stratolaunch Systems

El despegue del increíble avión, con una envergadura de 117,5 metros, ha tenido lugar en el puerto aéreo y espacial de Mojave el pasado día 13 de abril por la mañana. El avión más grande del mundo hizo un vuelo de una duración de 2.5 horas. Sí que pierde algo de magia cuando nos damos cuenta de que no cumplió su propósito, ya que no llevaba carga útil, pero el que un avión de tales proporciones pudiera despegar del suelo ya es un logro cuanto menos. Y puede volar, de hecho.

Paul Allen, difunto creador de la compañía Stratolaunch en el año 2011 quiso crear al que más tarde se conocería como el hermano gemelo del White Knight, uno de los aviones para viajes espaciales más grandes de Virgin Galactic. De hecho, el Scato Strated Composites Strato tiene su objetivo bien definido.

El uso que tendrá el Stratolaunch en la aviación será el reducir los costes de los viajes espaciales transportando cohetes para que el pase a órbita sea más llevadero. Como se esperaría, el Stratolaunch ha sufrido diversos obstáculos en su viaje para realizar este despegue.

Ya en el año 2016 se planeó volar el avión, pero no estaba listo en absoluto. Las pruebas de motor se retrasaron hasta el año 2017, y las pruebas de transporte de componentes han estado durando los meses posteriores. El Stratolaunch pueden así prepararse para completar su misión de transporte principal de forma oficial.

Ahora el problema, irónicamente, será conseguir clientes, pese a que el proyecto recibió el apoyo del fallecido co-fundador de Microsoft, Paul Allen. Si bien hay ya una empresa interesada en usar este avión para su principal cometido, la Northrop Grumman y sus cohetes Pegasus XL, no se han sabido más datos de clientes. Recordemos que esta es una empresa y necesita sacar beneficios, por mucho que dicha hazaña sea de mencion. Este último detalle tiene un componente vital, ya que dependiendo del tipo de cohete que tenga que transportar, le será más fácil realizar sus misiones y no está de más sabiendo los precios astronómicos que tienen estas maquinarias.

Imagen de portada | Stratolaunch Systems.