Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Este motor de 1000 caballos es tan potente que es ilegal llevarlo por carretera

Este motor de 1000 caballos es tan potente que es ilegal llevarlo por carretera

¿Quieres lo mejor en potencia para tu coche? Este motor de 1000 caballos es ideal para ti... aunque no puedas conducirlo por carretera.

Se dice que todo en Texas (y realmente en Estados Unidos) es más grande. No por ello tiene que ser más práctico, y la prueba perfecta de esta idea es este motor de 1000 caballos. Esta bestia es el sueño de cualquier amante de la potencia bruta, de los caballos y del rugir de un motor sediento de velocidad. La pena… es que es ilegal.

No exactamente, hemos de decir. Sí, puedes estar loco e intentar meterlo en tu coche pero tiene un problema grave; es tan potente y tan bestia que solo se puede conducir fuera de las carreteras y en pistas. Exacto, no es legal llevarlo en vehículos registrados solo para carreteras.

El Mopar Hellephant, un motor que no podrás instalar en tu coche

Esta bestia de 1000 caballos es la última obra de Mopar, un distribuidor autorizado de partes de coches provenientes del grupo Fiat Chrysler Automobiles. Mopar también diseña produce diseños y partes además fabricar piezas. De hecho, su nombre es el acrónimo de la mezcla de las iniciales de las palabras en inglés de MOtor y Parts. Este 426 Supercharged Crate es su última locura, y no lo decimos en balde.

Para empezar, hablamos de 1000 caballos de potencia, cifra que ya de por sí destroza a diversos motores de altísima gama del mercado. Es un V8 sobrealimentado con un torque de 1000 N m, y llegar a tal cifra de potencia no ha sido en absoluto fácil. Está hecho de aluminio y aunque no es el material que se suele usar para los coches muscle, sí tiene la ventaja de hacer al motor más ligero.

Este motor de 1000 caballos es tan potente que es ilegal llevarlo por carretera

Mopar

El motor está totalmente ensamblado y únicamente hay que instalarlo en el vehículo. La caja viene con el HEMI V8 junto con la bomba de agua, el volante, el cárter de aceite del cárter delantero, el supercargador, los inyectores de combustible y los paquetes de bobinas. Mopar asegura que el motor es bastante sencillo de instalar.

El kit para instalar el motor trae el módulo de control del tren motriz (PCM) necesario, el centro de distribución de energía, el arnés de cableado del motor, el arnés del chasis, el pedal del acelerador, el puente de masa, los sensores de oxígeno, los sensores de temperatura del aire de carga, el módulo de control de la bomba de combustible y el dispositivo de interfaz de bus CAN. Mopar lo ha diseñado de tal forma que puede adaptarse a vehículos de calle y coches off the road anteriores a 1976.

Este “bicho” cuesta casi 30.000 dólares, y si se quiere el kit del motor se tendrán que añadir a la cuenta unos 2265 dólares más. ¿Por qué no podemos instalarlo en nuestro coche? Por si el tag de 29.995 dólares no fuera suficientemente disuasorio, este motor no es legal en vehículos con control de contaminación, o en vehículos registrados para uso en carreteras. Es tan potente que si su dueño quiere conducirlo, deberá hacerlo fuera de la carretera o en una pista especializada.

Esta es la demostración de que no siempre más es mejor. Porque pagar 30.000 dólares por no poder conducir el coche de tu casa al trabajo suena absurdo. Pero para todos los amantes de la velocidad extrema y la potencia bruta, esta es una noticia que hará que sus coches rujan con la fuerza que ellos siempre han soñado.

Imagen de portada | Mopar