Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

¿Sabías que la música digital está contaminando el planeta?

¿Sabías que la música digital está contaminando el planeta?

¿Alguna vez te habías planteado si la música digital contamina? Porque sí lo hace, y, más que los formatos físicos de música tradicionales.

La música cuenta con una gran tradición en lo que a formatos físicos se refiere. Vinilos, casetes y CD’s son algunos de estos formatos que, o bien has utilizado tú mismo, o lo han hecho tus padres o abuelos. La aparición de las plataformas de streaming ha hecho que cada vez se venda menos música física en formato físico; mientras que, cada vez compramos más música digital.

En términos medioambientales podría parecer una buena noticia, puesto que los materiales de los vinilos, casetes y CD’s generan bastantes residuos; sin embargo, queremos contaros algo que desconoce la mayoría. Aunque pueda parecer una broma, la música digital contamina y mucho más que los antiguos formatos.

La contaminación que generan los formatos físicos

Los investigadores de la Universidad de Glasgow y la Universidad de Oslo han llegado a la conclusión tan sorprendente que os acabamos de comentar; pero, empecemos por el principio. ¿Cuánto contaminan los formatos tradicionales?

@lensinkmitchel en Unsplash

Para hacerlo de manera más visual, mostraremos los millones de kilogramos de plástico utilizados por la industria musical en los Estados Unidos durante años clave:

  • 1977 (pico de ventas de los vinilos): 58 millones de kilogramos de plástico.
  • 1988 (pico de ventas de los casetes): 56 millones de kilogramos de plástico.
  • 2000 (pico de ventas de los CD’s): 61 millones de kilogramos de plástico.
  • 2016 (era de las descargas/streaming): 8 millones de kilogramos de plástico.

Las cifras no engañan. Con el paso de los años y la aparición de las descargas de Internet y las plataformas de streaming, se consume mucho menos plástico. A priori, podría parecer que la caída en las ventas del formato físico beneficiaría al medioambiente al usarse menos plástico; pero, ¿es eso cierto?

@john_cameron en Unsplash

A continuación vamos a compartir con vosotros cifras del estudio sobre los gases del efecto invernadero o GEI emitidos por la industria musical de los Estados Unidos con el paso de los años:

  • 1977: 140 millones de kilogramos de GEI.
  • 1988: 136 millones de kilogramos de GEI.
  • 2000: 157 millones de kilogramos de GEI.
  • 2016: entre 200 y 350 millones de kilogramos de GEI.

Seguro que antes de ver las cifras pensabas que la industria musical, una vez “marginados” los formatos físicos, lograría reducir en gran medida los gases de efecto invernadero producidos. Pues no, no es así y se debe precisamente al auge de la música digital. ¿Pensabas que no contaminaba?

La música digital también contamina

Desgraciadamente, y pese a que muchas personas lo desconozcan, la música digital sí contamina. De hecho, tal y como habéis visto, contamina bastante más que el plástico generado para los formatos físicos. ¿Qué lógica tiene esto?

@innov8 en Unsplash

Ese incremento en los GEI tiene mucho que ver con la enorme cantidad de recursos y energía necesarios para almacenar y procesar toda esa música existente en la red. Todos estos recursos y electricidad generaron durante el año 2016 solo en los Estados Unidos entre 200 y 350 kilogramos de GEI.

Según los autores, el objetivo de la investigación no es decirle a los consumidores que no escuchen música; sino que sean conscientes de la contaminación que se genera. Una contaminación en la que no pensamos al imaginarnos la música digital como hago inmaterial; pero, que en realidad sí emplea recursos.

Los expertos esperan que sus hallazgos puedan servir para encaminarnos a opciones de consumo más sostenibles y respetuosas con el medioambiente.

@usefulcollective en Unsplash

Saber que la música digital también contamina ha sido una desagradable sorpresa. Avanzamos en algunas cosas; sin embargo, en otras parece que cada vez vamos a peor. Esperemos que surjan nuevas tecnologías que permitan almacenar toda esa música online de un modo más sostenible. Al fin y al cabo, planetas solo tenemos uno, al menos por ahora.

Foto destacada: @_imkiran en Unsplash