Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Mira cómo un Tesla echa a arder en un aparcamiento sin motivo aparente

Mira cómo un Tesla echa a arder en un aparcamiento sin motivo aparente

El último vídeo del incendio de un Tesla es tal vez uno de los más claros que hemos visto hasta ahora, donde el coche echa a arder sin razón aparente.

Tesla se encuentra metida en un nuevo problema después de que las imágenes de uno de sus vehículos ardiendo hayan visto la luz en redes sociales. El incendio ocurrió en Shanghái, China, uno de los mercados más importantes para el fabricante estadounidense.

Los coches eléctricos tienen que soportar muchos mitos y leyendas urbanas que, simplemente, no son ciertos. La mayoría suelen tener algo de base en la realidad, pero los datos se trastornan, se exageran y lo raro se interpreta como común. Por ejemplo, los incendios. Es cierto que los coches eléctricos tienen riesgo de incendiarse, aunque en ese sentido no son diferentes de los coches de combustión.

Si se habla tanto de esto es por las dificultades que entraña apagar un fuego provocado por una batería en mal estado o rota después de un accidente. Está obligando a los cuerpos de bomberos de todo el mundo a buscar nuevas soluciones, a cada cual más sorprendente.

Pero eso no significa necesariamente que tengan que apagar más fuegos de coches eléctricos de lo normal; es sólo que tienen que estar preparados cuando ocurran.

vídeo del incendio de un Tesla

A veces aparecen noticias que parecen confirmar estas leyendas urbanas. Como el último vídeo en el que un Tesla parece echar a arder sin ningún motivo aparente, en una aparcamiento en Shanghái. El vídeo empezó siendo compartido en Weibo, la red social china, y ha dado el salto a Twitter. Parece real, aunque también está circulando otro vídeo en el que se muestra las consecuencias del incendio que no ha podido ser verificado.

El vídeo del incendio de un Tesla que despierta rumores

En el vídeo aparece un Tesla Model S de primera generación, que simplemente empieza a echar humo hasta que el fuego lo envuelve. Está aparcado en un aparcamiento, sin estar conectado a la red eléctrica, por lo que en estos momentos no se conoce el motivo detrás del incendio.

Puede que no tardemos mucho en saberlo. A Tesla le conviene llegar a la verdad en estos casos lo antes posible; la compañía anda por una fina línea con los inversores, y noticias como esta no ayudan precisamente en su situación. Por eso, Tesla ha anunciado que ha enviado un equipo propio al lugar y están trabajando con las autoridades locales. Por el momento, lo único que se sabe es que, afortunadamente, no hubo heridos.

Tesla ha repetido durante años que sus coches de batería son mucho más seguros que los de combustión. Pero estos coches han protagonizado muchos incendios similares, algunos de ellos en las últimas semanas. La semana pasada, sin ir más lejos, uno de sus coches ardió completamente en un taller, donde estaba precisamente como sospechoso de haber iniciado otro incendio en otra localización.