Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Usuarios de Snapchat fueron espiados por empleados con acceso a todos sus datos

Usuarios de Snapchat fueron espiados por empleados con acceso a todos sus datos

Una herramienta de uso interno está siendo abusada para espiar a usuarios de Snapchat, según fuentes internas de la compañía.

Snapchat es una app que, desde el principio, ha presumido de una visión diferente en lo que respecta a privacidad; principalmente gracias a su funcionalidad estrella, la de borrar el contenido después de un tiempo. Ahora, la desarrolladora Snap se enfrenta a uno de sus mayores escándalos de privacidad hasta ahora.

Según ha podido averiguar Motherboard, los empleados de Snap tienen acceso a varias herramientas, que les permiten acceder a los datos de los usuarios. Esto no es algo raro en la industria, especialmente en los departamentos de atención al cliente; estos empleados necesitan acceso a nuestros datos para solucionar nuestros problemas, al fin y al cabo.

Lo verdaderamente preocupante es el testimonio de varios ex-empleados, fuentes internas de la compañía y correos electrónicos filtrados que afirman que estas herramientas están siendo usadas para espiar a los usuarios de Snapchat. Durante un tiempo sin determinar, los empleados de Snap pudieron acceder a cualquier dato de cualquier usuario, incluyendo información personal.

La herramienta usada para espiar a usuarios de Snapchat

Todo gracias a una herramienta de uso interno llamada SnapLion, que es capaz de obtener cualquier dato de cualquier usuario de la plataforma. Originalmente SnapLion fue creada para poder responder a órdenes judiciales que pidiesen los datos de un usuario; de esta forma, los empleados podían buscar y recopilar la información pedida rápidamente. Sin embargo, con el tiempo otros departamentos empezaron a usarla.

Por ejemplo, el equipo dedicado a la lucha contra el spam y el abuso también tiene acceso a SnapLion; para obtener publicaciones o mensajes que podrían ir en contra de las reglas de Snapchat. También está siendo usada para luchar contra el “bullying” y el acoso en la plataforma. La cantidad de equipos con acceso a la herramienta se disparó, hasta el punto de que parece que la mayoría de departamentos ya puede usar la herramienta; desde el equipo de seguridad hasta un departamento llamado “Operaciones de Consumidor”.

Conseguir acceso a SnapLion supone conseguir “las llaves del reino”, según un antiguo miembro de la compañía; y ahora está al alcance de una gran cantidad de empleados. Los abusos en una situación parecen inevitables; fuentes de Motherboard afirman que se dieron “varios casos” de abuso, en los que algunos empleados accedieron a datos de usuarios sin motivo aparente. Estos casos fueron discutidos de manera interna como demuestran los correos filtrados.

Snap se enfrenta a un escándalo de privacidad como la Facebook de la que se reía

Cuando Snapchat fue lanzada, destacó frente al resto de apps de mensajería y redes sociales por una razón: todo lo que publicábamos desaparecía automáticamente. Era algo refrescante en medio de un sector obsesionado por recopilar datos de sus usuarios, y durante mucho tiempo la desarrolladora, Snap, se autodeclaró defensora de la privacidad.

espiar a usuarios de Snapchat

Con el tiempo, aparecieron otros servicios similares, y la propia Snap intentó expandir la app más allá, permitiendo guardar contenido y acercándola a otras redes sociales. Pero que Snapchat era más privada que otras apps era algo que la compañía seguía repitiendo; incluso llegando a lanzar su propia plataforma, Snap Kit, para aprovecharse de los escándalos de privacidad de Facebook.

Ahora le toca a Snap sufrir un escándalo similar, uno que puede dañar seriamente su imagen. Por su parte, la compañía ha respondido a la publicación de estas revelaciones sin negar la existencia de SnapLion; en vez de eso, afirma que limita el acceso a sólo los empleados que lo necesitan, y que registra todo el acceso a datos de usuarios. Sin embargo, fuentes internas creen que estos registros no son perfectos, dando a entender que es posible acceder a datos sin conocimiento de la compañía.