Qué pasará con portátiles Huawei y las actualizaciones de Windows

Manuel hace 1 mes

El atolladero en el que está sumido Huawei se está llevando cada vez más titulares en Internet, y no es para menos. El duro golpe que el gobierno de los Estados Unidos le ha propinado a la firma la está comprometiendo ampliamente y no solo en el mundo de la telefonía. Por culpa del baneo de EE.UU, ahora la gama de portátiles Huawei MateBook está en peligro.

Microsoft, una de las principales empresas involucradas en el tema, aún no se ha pronunciado activamente en el asunto. Sin embargo ya estamos viendo coletazos serios que dejan clara su postura: los portátiles Huawei ya están desapareciendo de las tiendas de Microsoft.

Los portátiles Huawei están en un problema

Según adelanta The Verge, Microsoft parece estar tomando ya acciones para acatar la orden ejecutiva del presidente de los EE.UU. Hasta ahora, Microsoft no se había pronunciado sobre el tema de las actualizaciones de Windows en los portátiles de Huawei, ya que los MateBook inevitablemente usan software y hardware de compañías estadounidenses. El primer paso ha sido que el Huawei MateBook X desaparezca de la tienda online de Microsoft.

En la tienda online de Microsoft salía listado el portátil de Huawei, ya que es inevitablemente uno de los mejores portátiles con Windows del mercado. Ahora, ese listado ha desaparecido. Un portátil con Windows pero sin la licencia del sistema operativo, ya no es una alternativa viable. Ahora, parece que Microsoft ha dejado de vender los MateBook X en su tienda. En la caché de Google se puede encontrar la página en la que aún se vendía el dispositivo.

Entonces, ¿qué ocurre con las licenciaturas de Windows y los Huawei MateBook? Según la prohibición de Estados Unidos y al retirar la licencia de Windows de los portátiles, al no disponer de dicha licencia los nuevos portátiles Huawei no podrán llevar el sistema operativo de Microsoft, buscando una nueva alternativa. Los portátiles actuales, que sí están licenciados, sí podrán ejecutar Windows y no dejarán de funcionar de un día para otro.

La clave está en Microsoft, ya que es la empresa la que puede decidir bloquear las actualizaciones de los ordenadores de Huawei. La lógica que se ha estado ejecutando en la variante de los móviles Huawei nos dice que Microsoft no hará eso, y que permitirá que los actuales portátiles de Huawei reciban actualizaciones, por los siguientes motivos:

  • A diferencia de Android, las actualizaciones de Windows se pueden instalar manualmente por los usuarios.
  • Un sistema de detección por parte de Microsoft para evitar estas instalaciones sería inútil, ya que los usuarios se las ingeniarían para saltársela.
  • Tanto ese sistema de detección como el bloqueo de actualizaciones de Windows sería gastar recursos inútilmente para que los usuarios acabaran saltándoselo fácilmente.
  • Huawei y Microsoft tienen un acuerdo con Microsoft como OEM, en el cual les dan licencias de Windows 10 para incorporarlas con sus ordenadores. El bloqueo no tiene carácter retroactivo, por lo que este acuerdo debería seguir en pie.

Esta medida también podría afectar a los servidores de Huawei y sus soluciones de servidores. Tanto Microsoft como Huawei operan una solución de nube híbrida para Microsoft Azure Stack, utilizando servidores Huawei certificados por Microsoft. Intel y Qualcomm, al ser empresas estadounidenses, también deben cortar relaciones con Huawei y aunque la firma china ha fabricado sus propios procesadores y módems para dispositivos móviles, no lo ha hecho para dispositivos portátiles.

Huawei no puede seguir usando Android con las apps de Google

Los últimos informes apuntan a que Huawei, al haber comprado ya stock de chips Intel y Qualcomm, tienen stock suficiente para seguir fabricando y comercializando nuevos portátiles durante 3 meses. A partir de esa fecha, los MateBook no podrán llevar procesadores ni chips de Intel o Qualcomm, compuestos que vemos ahora mismo en los portátiles Huawei actuales. Aunque ya tiene soluciones para dispositivos móviles, no tienen tiempo de crear procesadores y chips para ordenadores, ya que es un proceso caro y lento. La alternativa de AMD no es válida ya que la empresa es estadounidense.

 

Por lo tanto, queda una última baza: el “as” de la manga de Huawei. La firma fue previsora y dijo que tenía una solución preparada por si acaso pasaba esto, y según las últimas fuentes tienen un sistema operativo capaz de ejecutarse en ordenadores, smartphones e incluso tablets. La incógnita queda en cuánto tiempo tardarán en adaptar el SO, que presumiblemente llegará en otoño de este año.

El reemplazo de Android de Huawei tiene nombre: HongmengOS

Debemos ser cautelosos. Tal y como ya ocurriera con ZTE, la prohibición lleva activa unos pocos días, por lo que una posible relajación en las políticas del gobierno estadounidense podrían salvar a Huawei y a los MateBook. De no conseguir llegar a un acuerdo y de seguir activa la prohibición, Huawei podría llegar a estar obligada a finiquitar los MateBook o al menos aplazarlos hasta que pudiera desarrollar su propio hardware para darles vida.

Por otro lado, si el bloqueo continúa y Huawei no se las ingenia para encontrar hardware de terceros o desarrollar el suyo propio, se puede ver obligada a abandonar el mercado de los ordenadores portátiles. De hecho estos portátiles sí se venden en Estados Unidos y aún no se sabe si afectarán a estos dispositivos o a la prestación de servicio técnico. Durante 3 meses Huawei sigue teniendo stock que puede vender, pero… a partir de ahí la cosa puede peligrar.