Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los primeros 60 satélites de Elon Musk que darán Internet a todo el planeta

Los primeros 60 satélites de Elon Musk que darán Internet a todo el planeta

Los primeros satélites que darán Internet de SpaceX ya están listos para ser puestos en órbita, el inicio de un proyecto muy importante para la compañía.

Lanzar cohetes al espacio y llegar a Marte cuesta mucho dinero, incluso para una de las personas más ricas del mundo. Desde el principio estaba claro que SpaceX podía sobrevivir sólo durante un corto periodo de tiempo con el dinero de su fundador Elon Musk; necesitaba ingresos si quería mantenerse. De ahí que la compañía se haya centrado en ofrecer sus cohetes Falcon a organizaciones públicas y privadas.

Pero no será el único ingreso. SpaceX puede hacer realidad una idea con la que se ha soñado mucho, pero que hasta ahora no ha sido posible a escala mundial: Internet por satélite. El proyecto Starlink busca crear una red de nada menos que 12.000 satélites, que cubran todo el planeta y nos permitan conectarnos sin importar dónde estemos. Frente a otros proyectos que usan drones, puede ser mucho más fiable y a una escala mayor.

Primeros satélites que darán Internet de SpaceX

Se espera que esta misma semana empiece el proyecto Starlink, con el primer lanzamiento en masa de satélites. Aunque Starlink ya consiguió poner en órbita un par de satélites de prueba, no podrá alcanzar los 12.000 lanzándolos uno por uno. La solución es lanzarlos en masa, como el propio Elon Musk ha mostrado en una foto publicada en Twitter.

La foto muestra el interior de la cofia del cohete Falcon que será lanzado esta semana. En un espacio relativamente pequeño se ha conseguido meter 60 satélites, los primeros modelos con el diseño final de producción; son más pequeños que los primeros modelos de prueba, pero aún así no son pequeños. Además, la compañía ha confirmado que estos modelos no están completos y les faltan características que estarán presentes en futuras revisiones. La compañía los llama “satélites de demostración”, es decir, para demostrar a potenciales inversores que esta idea es posible y cómo la harán realidad.

Pese a estos detalles, se trata de un lanzamiento muy importante, que realmente pondrá a prueba el concepto. Estos 60 satélites serán soltados en órbita en posiciones clave, pero no serán suficientes para dar Internet; se necesitarán al menos seis lanzamientos como este para conseguir la cantidad suficiente de satélites en la “constelación” como para proveer un mínimo de cobertura. Se espera que este mismo año se produzcan entre dos y seis lanzamientos; así que si todo sale bien, para finales de año SpaceX podría estar en una situación ventajosa para ofrecer Internet por satélite.