Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Este Roomba que suelta tacos cuando se golpea nos representa

Este Roomba que suelta tacos cuando se golpea nos representa

Existe una Roomba que te insulta cuando se tropieza contra algo o se golpea. ¿Para qué la quieres? Para nada, pero ahora quieres una.

Hay maravillas por las redes que son dignas de mención. Obras de ingeniería propias de genios, que solucionan aspectos fundamentales de nuestra vida y hacen de esta una experiencia mucho más llevadera. También hay cosas que por motivos que escapan a nuestra comprensión necesitamos con ansia aunque nos destruyan las ganas de vivir. Como esta Roomba que te insulta.

¿Quieres escuchar como un aparato blasfema contra todos tus familiares y tu integridad cada vez que se la pega contra una superficie? Ya sabemos que no, pero Michael Reeves cree que sí. Y por eso ha creado una Roomba que, cuando recibe un impacto, suelta burradas que harían sudar a nuestros abuelos. Admítelo, ahora quieres una.

La Roomba que insulta a toda tu familia cuando se choca es real y horripilante

Aviso: lenguaje obsceno (en inglés) 

Imagina que estás con tu familia tranquilamente comiendo. La armonía del silencio y el devenir de los cubiertos sobre los platos ambientan la estancia. Ahora, tu Roomba se la pega contra la pata de la silla y dice cosas no muy bonitas de tu madre y su estirpe. Vale, quizás no es lo más útil, pero el youtuber Michael Reeves se ha visto “obligado” por sus suscriptores a crear esta maravilla de la ingeniería.

Bueno, tanto como ingeniería, quizás no. El funcionamiento de esta Roomba no es complicado; Reeves hizo espacio dentro de su robot de limpieza impidiendo que se pudiera limpiar y metió en su interior una Raspberry Pi, un receptor de radio, un altavoz Bluetooth y un conjunto de sensores ópticos. Cuando el aparato se la pega contra una superficie o se impulsa para limpiar desde una, LA Raspberry manda la voz al altavoz Bluetooth y esta empieza a hacer sus deposiciones sobre todas las personas en la estancia.

En el vídeo del youtuber podemos ver sus efectos. Cada vez que el cacharro se “la pega” contra alguna superficie, los gritos e insultos empiezan a volar. ¿Es necesario esto? En absoluto. ¿Quién querría tener un cacharro tan horrendo insultando a todos los miembros de tu familia? Bueno, ¿quieres uno? Seguro que sí. Si tienes conocimientos en electrónica y dinero para gastarte en una Roomba que no te importe destruir, Reeves detalla el “proceso” en el vídeo que te dejamos más arriba.

Como dijo Homer Simpson: deme 10.