Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

China amenaza el suministro de tierras raras, vitales en tecnología

China amenaza el suministro de tierras raras, vitales en tecnología

El suministro de tierras raras, vitales para la tecnología y la fabricación de productos electrónicos, está siendo amenazado por China.

La crisis entre Estados Unidos y China se está agravando poco a poco, y los golpes entre los dos bandos también lo están haciendo. Hace escasos días nos enterábamos de la bomba que implicaba a Huawei, que era bloqueada sistemáticamente en Estados Unidos provocando que estuviera en peligro su división de telefonía. Además, también peligran otras divisiones como la destinada a los PCs.

Ahora podría darse un nuevo paso en esta guerra comercial, ya que China ha amenazado el suministro de tierras raras. Este tipo de tierras son absolutamente vitales para la tecnología y productos electrónicos. Más importante aún, también para las armas.

El suministro de tierras raras, necesarias para crear PCs y móviles, amenazada

Tal y como informa El Mundo, el presidente chino Xi Jinping ha realizado hoy una visita a unas instalaciones en las que se encuentran tierras y minerales raros. La prensa más afín al gobierno chino ha aprovechado dicha visita para plantear encima de la mesa un uso estratégico de estos materiales, una dominancia a nivel mundial en respuesta a la escalada reciente en la guerra comercial que el país disputa con Estados Unidos.

Una simple visita no basta para “justificar” que China amenace el suministro de tierras raras, ya que este tipo de actos oficiales son frecuentes. Sin embargo, Jinping iba acompañado de Liu Hue, vicepresidente chino y encargado del equipo que ahora mismo está negociando con Washington un acuerdo que acabe con esta guerra comercial. Este hecho dio todavía más leña al fuego.

China amenaza el suministro de tierras raras, vitales en tecnología

Este suministro de tierras raras es especialmente importante. Estados Unidos, principal rival de China en este enfrentamiento, depende en un 80 por ciento de las exportaciones de minerales y tierras raras que provienen de China. Este grupo de 17 elementos son vitales para la tecnología, en especial para la producción de una inmensa mayoría de productos electrónicos. Entre estos encontramos teléfonos móviles, ordenadores, etcétera.

Pero más preocupante aún es el hecho de que estos materiales también sirven para fabricar los sistemas de armamento usados por el ejército de los Estados Unidos. Por lo tanto, el golpe (de darse) daría directamente en un punto vital de Estados Unidos; su armamento.

Este ha sido más un toque de atención por parte de China, ya que llevando al vicepresidente a la visita, ha podido dar a entender que China tiene la sartén por el mango con este asunto. No es para menos; el parón de este suministro es la bala en la recámara del país, y más sabiendo que las consecuencias serían nefastas. El nivel de desestabilización para la economía mundial sería altísimo, máxime cuando uno de los países más poderosos del mundo (sino el que más) está directamente implicado en esto.

China amenaza el suministro de tierras raras, vitales en tecnología

Esta visita se produce jornadas después del endurecimiento del discurso de Pekín, ya que ante la imposición de nuevos aranceles y de la ruptura de diversos acuerdos, China podría fácilmente realizar este corte en el suministro. Recordemos que Huawei es una empresa china con un alcance internacional enorme, y el boicot que Estados Unidos le ha realizado ha sido un duro golpe. Aranceles que, por cierto, eximían dicha exportación, mostrando lo importantes que son para Washington.

Para analistas como Yang Kunhe, citado por el medio Bloomberg, esta visita ha sido una señal de advertencia, acerca de restricciones en el suministro de tierras raras. Aun con todo, la decisión del gobierno chino podría tener unas consecuencias todavía más profundas que el duro golpe que Estados Unidos le ha proporcionado a Huawei. Sin ir más lejos, el portavoz del sector conservador del Partido Comunista Chino, escribía lo siguiente:

“Las tierras raras son vitales para muchas tecnologías modernas y una amplia gama de sistemas de armas utilizadas por el ejército de EEUU. A EEUU le llevaría muchos años reconstruir su industria de tierras raras y aumentar su suministro interno para reducir su dependencia de los minerales de China. Suficiente para que China gane una guerra comercial. La producción de tierra raras ayudará a Pekín a controlar la sangre vital del sector de alta tecnología de los EEUU”.

Imagen de portada | Foreign and Commonwealth Office