Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El lector de huellas en pantalla del iPhone funcionaría en toda la pantalla

El lector de huellas en pantalla del iPhone funcionaría en toda la pantalla

¿Tendría sentido tener Touch ID en el iPhone XI? Con esta patente desde luego, que leería pulsos acústicos en pantalla mejorando los actuales lectores.

La transición de los iPhone de “antigua” generación a los modernos que conocemos hoy se llevó cosas por delante. Una de las más importantes fue el lector de huellas, que pasó a desaparecer a partir del iPhone X dejando a los usuarios dependiendo únicamente del reconocimiento facial. Sí, el reconocimiento facial de Apple o Face ID es si no el mejor uno de los mejores, es el mejor. Pero no son pocos los que piden que volvamos a tener Touch ID en el iPhone XI.

Puede parecer que no tiene sentido alguno, ya que hay que asumir que el Face ID ha venido para quedarse. Pero ahora los sensores de huella en pantalla se están popularizando y sabiendo que Apple desea siempre ir a la vanguardia con sus últimos teléfonos, es razonable pensar que esta patente que se ha registrado aparezca en los nuevos iPhone con una tecnología revolucionaria: un sensor que lee pulsos acústicos en pantalla.

Podría haber Touch ID en el iPhone XI con un nuevo tipo de tecnología

El revolucionario Touch ID del iPhone XI que leería pulsos acústicos en la pantalla

La patente que ha sido publicada en la Oficina de Marcas y Patentes de los EE. UU nos habla de un sistema biométrico que emularía a los lectores de huellas en pantalla, pero con una variación muy importante. A diferencia de los sensores en pantalla que vemos hoy en día en Android, este sensor permitiría desbloquear la pantalla solo posando el dedo sobre ella, sin necesidad de pulsar en ningún sitio específico.

La nueva patente otorgada por Apple 10.275.638 se titula “métodos de imagen biométrica de superficies de entrada” y usaría un sistema de imagen acústica. Dicho sistema de imágenes acústicas puede configurarse para leer la imagen de una huella dactilar que contacte con una superficie de entrada de un dispositivo electrónico mediante el mapeo de los bordes de la huella dactilar.

El revolucionario Touch ID del iPhone XI que leería pulsos acústicos en la pantalla

Apple

Este sistema hace uso de de transductores acústicos que están configurados para generar salidas acústicas (ondas mecánicas, pulsos acústicos, etcétera) situados en la superficie de entrada en respuesta a una señal de un controlador. El controlador está configurado para proporcionar señales codificadas de tal forma que que las salidas acústicas también estén codificadas. Así el sistema seguiría siendo seguro.

Este sistema de imágenes acústicas puede usar una o más técnicas de reconstrucción tomográfica (difracción, transmisión, etcétera) para obtener la imagen de la huella dactilar. El sistema incluye un controlador configurado para inducir un pulso u onda acústica dentro de la superficie de entrada y el controlador en cuestión genera un pulso acústico aplicando una señal de unidad a uno o más transductores acústicos que operan en un modo de unidad.

El lector de huellas en pantalla del iPhone funcionaría en toda la pantalla

Apple

En el modo de unidad, un transductor acústico se deforma en respuesta a la señal de la unidad, y la señal de activación está configurada para inducir el pulso acústico, el cuál se propaga por toda la pantalla. Esto haría que el usuario pudiera pulsar sobre la pantalla en cualquier lugar y desbloquear la pantalla, por lo que no tendría que obligarse a dejar el dedo en la parte inferior como ocurre con los sensores en pantalla actuales. En términos algo más coloquiales, este “lector” se valdría de las “ondas” acústicas al momento de presionar la pantalla.

La patente defiende que que un sistema de imágenes acústicas puede configurarse para mapear las características biométricas únicas de una persona, como el dedo y su tamaño, la forma, los patrones de la piel y los patrones de la huella en sí. Por lo tanto, de ver esto hacerse realidad, sería un sistema igual de seguro (o más) que el lector convencional y no tendría algunos de los fallos más agobiantes de los lectores de huellas en pantalla convencionales.

Como suele ocurrir con las patentes, esta es solo una patente, por lo que es probable que nunca llegue a ver la luz. Pero Apple se está quedando atrás en algunas cuestiones como el diseño del notch o la triple cámara trasera que ya se está institucionalizando. Ahora que los lectores de huella en pantalla están en auge, es más que posible que Apple adopte un nuevo sistema para volverse a diferenciar de la competencia.