Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En este avión con forma de “V” los pasajeros viajan en las alas para mayor eficiencia

En este avión con forma de “V” los pasajeros viajan en las alas para mayor eficiencia

La aerolínea holandesa KLM ha anunciado su inversión en un avión en el que los pasajeros viajan en las alas para reducir las emisiones y los costes.

El futuro de aviación pasará por una mayor eficiencia o no pasará. La crisis económica de hace unos años y el aumento del precio de los combustibles fue un aviso para muchas aerolíneas; de ahí el desarrollo de aviones cada vez más eficientes, como los últimos modelos de Airbus y Boeing, además de tecnologías alternativas como los aviones eléctricos.

Pero aún falta mucho para que los aviones eléctricos tengan sentido; el peso adicional de las baterías y su escasa autonomía (en la escala de lo que suele recorrer un avión) son obstáculos que aún no se han podido solucionar. Aunque en las próximas décadas todo el mundo empezará a conducir coches eléctricos o de hidrógeno, los aviones continuarán dependiendo de combustibles fósiles. Por lo tanto, la única solución a corto plazo es mejorar la eficiencia de los motores y los aviones.

En busca de mayor eficiencia para reducir consumos y contaminación

La aerolínea holandesa KLM ahora ha dado un paso importante en esa dirección, al financiar y apoyar el desarrollo de un nuevo avión con forma de V. De hecho, se llama Flying-V (V voladora), pero afortunadamente el nombre es lo menos original que tiene. Este nuevo diseño de avión fue ideado por Justus Benad, estudiante de la Universidad Técnica de Berlín y desarrollado por investigadores de la Universidad Técnica de Delft en los Países Bajos.

El Flying-V ha sido diseñado desde cero con la eficiencia en mente, llegando a extremos importantes para mejorar la aerodinámica y reducir la resistencia aerodinámica; en otras palabras, el avión es capaz de atravesar mejor el aire al no contar con un tubo central para los pasajeros y carga como la mayoría de aviones.

El avión en el que los pasajeros viajan en las alas

En vez de eso, los pasajeros viajan en las propias alas del avión, que son más gruesas de lo normal; en las alas también es donde se lleva la carga y el combustible necesario. En la punta de la “V” está la cabina, aunque esta es la parte más familiar. Los motores están instalados en la parte superior del avión; una elección que cada vez es más rara debido al ruido que producen y a la aerodinámica de los aviones modernos. Pero con un diseño en V, tiene más sentido colocarlos en la parte superior, donde además será más difícil que sean dañados por polvo o piezas sueltas en la pista.

avión en el que los pasajeros viajan en las alas

Según el líder del proyecto, este diseño será capaz de usar un 20% menos de combustible que un Airbus A350-900 transportando la misma cantidad de pasajeros, que puede ser entre 300 y 350 personas. Otro detalle importante es que, pese a las diferencias de diseño, en realidad el Flying-V tiene una envergadura similar a la de otros aviones, 65 metros, por lo que no necesitaría de infraestructura especializada en los aeropuertos y podría despegar y aterrizar en los mismos.

KLM presenta este desarrollo como una alternativa para reducir las emisiones globales de CO2, de las que el 2,5% son responsabilidad del sector de la aviación. Se espera que el Flying-V sea terminado entre el 2040 y el 2050, justo a tiempo para cumplir los requisitos internacionales.