Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La NASA restaura el centro de control de la misión Apolo y es espectacular

La NASA restaura el centro de control de la misión Apolo y es espectacular

La NASA ha restaurado el centro de control de la misión Apolo, que llevó al hombre a la Luna en el año 1969. Y es absolutamente espectacular.

A medida que los años pasan, la tecnología va avanzando. La tecnología que fue capaz de realizar algunas de las misiones más importantes de la NASA ahora no es nada comparada con la que disfrutamos hoy en día. Por ende, esta clase de dispositivos quedan en el olvido, o son expuestos como un vestigio de lo que fueron en sus mejores días. La NASA lo sabe, y en vista del 50 aniversario de la misión que llevó al hombre a la Luna, ha hecho honor a dicha tecnología.

Para celebrar este 50 aniversario, la NASA ha restaurado el centro de control de la misión Apolo, exactamente el mismo que llevó la misión a su éxito hace casi 50 años. Además, lo ha vuelto a abrir en el Centro Espacial Johnson, en Houston, y ha respetado hasta el más mínimo ápice de detalle dejando una sala que nos trae muchos recuerdos.

El centro de control de la misión Apolo, 50 años después

Este proceso ha durado 7 largos meses y ha involucrado años de investigación en material fotográfico y documental para recrear la misma sala en la que se encontraba el centro de control de la misión Apolo original. Esto no se limita a la maquinaria; podemos ver el nivel de detalle residir en alfombras, prendas de vestir de la época, ceniceros, bolígrafos, calculadoras científicas enormes y hasta documentación vintage. Todo tiene ese aire que se respiraba hace casi 5 décadas.

La NASA restaura el centro de control de la misión Apolo y es espectacular

NASA

De hecho, se ha colocado todo de la forma más similar posible a cóo estaban puestos los objetos originales durante la misión Apolo original. Lo mismo ocurre con la galería de visitantes y en la sala de simulación adyacente, que están exactamente igual que hace 50 años. O al menos, lo máximo posible. Esta, a efectos prácticos, es la misma sala que se usó para coordinar misiones de Gemini, a través de los programas Apollo, Skylab y Space Shuttle. Hizo su debut en la prueba inicial en 1965 y se usó por última vez en el año 1992 para la misión STS-53 de Space Shuttle Discovery.

Y si tienes la suerte de estar en Houston (y de paso, de decir la famosa frase “Houston, tenemos un problema”podrás acceder a esta maravilla restaurada, ya que será accesible al público. Cuando llegue el aniversario del lanzamiento del Apollo 11 este 20 de julio, esta se volverá una atracción genial para todos los amantes del mundo espacial. Si no te puedes pasar, te dejamos unas cuántas imágenes del espectacular resultado.