Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Cuando la contaminación aumenta, este cartel baja el precio de un coche eléctrico en tiempo real

Cuando la contaminación aumenta, este cartel baja el precio de un coche eléctrico en tiempo real

Una campaña de marketing en Bucarest consistía en un coche que baja de precio cuando sube la contaminación, ¿puede ser lo que necesitemos para dar el salto?
En:

Luchar contra la contaminación es uno de los grandes atractivos de pasarse a los coches eléctricos. Para las grandes ciudades, el “esmog” es un auténtico problema que afecta a la calidad de vida y a la salud de sus ciudadanos; de ahí la implementación de medidas de control de tráfico, incluso llegando a cerrar zonas del centro a los coches más contaminantes.

Pero incluso las medidas más extremas no pueden hacer mucho ante la tremenda cantidad de vehículos que circulan por cualquier capital moderna. Hará falta el paso a coches eléctricos o de hidrógeno para solucionar este problema, y campañas como la que ha iniciado Renault en Bucarest pueden ayudar a concienciar a la población.

El coche que baja de precio cuando sube la contaminación

La última campaña de marketing de Renault en la capital de Rumanía ha llamado la atención variar constantemente el precio de su coche eléctrico más popular, el Zoe, basándose en los niveles de contaminación detectados. Fue una idea de la agencia de publicidad Publicis Romania, que quería apelar a posibles clientes que crean que los coches eléctricos son demasiado caros.

Para convencerles de lo contrario, instalaron una gran pantalla digital en Bucarest, una de las capitales más contaminadas de Europa, y una de las ciudades con un problema más grave de congestión de tráfico. Con una serie de sensores, el sistema es capaz de medir los niveles de contaminación en cada momento y mostrarlos en la pantalla, que promocionaba el precio del Renault Zoe. El cartel reza “Un aire más limpio. Una vida mejor”.

Cada vez que la contaminación subía, el precio bajaba de manera proporcional. Además, una serie de carteles mostraban las características del coche, como la autonomía de 300 kilómetros.

Para comprar el coche a ese precio, es necesario reservarlo primero a través de la página web oficial de la campaña dando nuestros datos. Cuando lleguemos al concesionario, este tendrá que cumplir el precio promocionado. Por lo tanto, una táctica para conseguir un buen precio sería ir al cartel en hora punta y comprarlo cuando haya más concentración de vehículos.

Esta campaña en realidad se inició el pasado abril, pero es ahora que se ha descubierto en el resto de Europa por la manera en la que asocia el problema de la contaminación con los coches eléctricos.