Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Sólo Apple podría vender un monitor de 5.000 dólares y obligarnos a pagar 1.000 más por la peana

Sólo Apple podría vender un monitor de 5.000 dólares y obligarnos a pagar 1.000 más por la peana

El nuevo monitor de Apple ya es caro de por sí, pero además no viene con peana, una decisión que ha dejado incrédula a la comunidad.

¿Sabes cuando sueltas un chiste entre tus amigos y se hace el silencio? Las miradas se mueven por la habitación, buscando algo en lo que posarse que no sea tu cara. Alguien tose. La conversación se ha parado en seco y nadie sabe cómo continuar, mucho menos tú, que no sabes si explicar el chiste sólo empeorará las cosas. Por fin alguien cambia de tema y todo el mundo puede dejar atrás ese momento de sus vidas; y sólo volverá cuando estés intentando dormirte y tus recuerdos más vergonzosos te atosiguen.

Algo parecido ocurrió en la pasada keynote de Apple, sólo que, si era un chiste, sólo los ejecutivos de Apple se estaban riendo. La conferencia de desarrolladores de Apple fue la elegida para presentar un producto pensado para profesionales, el nuevo Mac Pro. Un ordenador muy esperado, después de seis años en los que parecía que Apple se había olvidado de una buena parte de sus clientes; claro, que muchos ahora desean que realmente se hubiese olvidado.

El nuevo monitor de Apple es todo un órdago de la compañía

Con el nuevo Mac Pro se anunció también el Pro Display XDR, un monitor de resolución 6K especialmente pensado para profesionales; especialmente editores que quieran trabajar con HDR con la mayor fidelidad. Es una pieza de hardware impresionante se mire como se mire; puedes amar u odiar a Apple, pero es innegable que el Pro Display XDR se impondrá como uno de los mejores monitores del mercado.

nuevo monitor de Apple

El Pro Display XDR costará 4.999 dólares en su versión básica; también estará disponible una versión de 5.999 dólares con un recubrimiento de nano-cristales para evitar reflejos sin necesidad de otros productos químicos. Y bueno, para la mayoría de la gente es caro, pero si realmente necesitas un monitor de estas características, puede merecer la pena; hablamos de profesionales que necesiten la mayor fidelidad de color posible, el mayor brillo posible (hasta 1600 nits), y la posibilidad de juntar seis para conseguir un ancho de 120 millones de píxeles.

Ah, y la peana se vende aparte por 999 dólares.

 

Y aquí fue cuando se produjo el silencio. Para cualquiera que estuviese viendo la keynote por streaming, el silencio parecía eterno; no me puedo imaginar cómo fue en persona. Apple acababa de decir muy orgullosa que su monitor se vende sin soporte ni peana; y que pensaba sacarnos los cuartos vendiéndolos por separado. Todo el mundo esperaba el chiste. Todos los años Apple mete algún chiste en sus keynotes, que es recitado en voz alta por el orador de turno como si fuera una obra de teatro del colegio; normalmente suenan algunas risas de cortesía y podemos seguir adelante. Pero esto era diferente. No era un chiste.

1.000 dólares por una peana

1.000 dólares por una peana. Que vete tú a saber cuánto será eso en euros, conociendo a Apple (¿1.500 €?). 1.000 dólares por una peana. Vaya peana, ojo. Con conector magnético y todo tipo de posibilidades para mover la pantalla como queramos, incluso en vertical. Pero es una peana. 1.000 dólares.

Si ya tienes una peana, no te creas que vas a evitar pagar más. El conector magnético no solo es fácil de montar, también es un diseño propietario de Apple; así que si quieres montar el monitor en un soporte VESA estándar, tendrás que pagar 199 dólares por un adaptador VESA. En otras palabras, nadie pagará 4.999 dólares por el monitor de Apple; siempre tendremos que pagar algo más, ya sea por la peana o por el adaptador VESA. Porque en la caja del monitor sólo viene la pantalla, el cable para el enchufe eléctrico y un cable Thunderbolt 3; supongo que tenemos que dar las gracias de Apple que no nos cobre el cable.

El Pro Display XDR es un gran monitor que probablemente se convertirá en objeto de deseo de muchas personas. Pero también es toda una demostración de que Apple siente que todavía tiene el poder de hacer lo que le da la gana. De que puede hacer literalmente lo que quiera, porque tiene una base de aficionados que no está dispuesta a mirar más allá de la manzana.

Nadie podría haber hecho lo que Apple hizo en su keynote; pero eso no es algo necesariamente bueno. Y ese silencio que notamos en la keynote parece, en perspectiva, un aviso.