Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El robot que dejará en casa a los jornaleros

El robot que dejará en casa a los jornaleros

Este robot recolector es capaz de recoger 25.000 frambuesas al día. ¿Podría ser el fin del oficio de jornalero? Creemos que sí.
En:

Muchas personas de todo el mundo se ganan la vida recolectando fruta y otros productos agrícolas. Hablamos de los llamados jornaleros; un colectivo que podría estar a punto de desaparecer con la creación de un robot recolector capaz de recoger hasta 25.000 frambuesas por día.

El robot que recoge 25.000 frambuesas en un día

Este robot ha sido el fruto de la colaboración entre la Universidad de Plymouth y la compañía Fieldwork Robotics. El robot diseñado por Martin Stoelen utiliza varios sensores, cámaras 3D y el aprendizaje automático para identificar frambuesas y recolectarlas.

De hecho, no solo identifica la frambuesa en sí, sino también el estado de madurez idóneo para su recolección. El robot mide 1,80 metros de altura e incorpora una pinza para poder coger la fruta que después deposita en una cesta.

Robocrop, como lo han bautizado, tarda en realizar el proceso 10 segundos. Como es obvio, los robots no tienen que descansar, como sí pasa con los humanos. Así, Robocrop sería capaz de trabajar durante 20 horas seguidas y recoger aproximadamente 25.000 frambuesas al día; una cifra bastante superior a las 15.000 que recolecta un humano promedio en ocho horas. Eso sí, para ello habría que instalar 3 pinzas más al robot, puesto que el modelo actual solo posee un brazo.

¿Dejarán de existir los jornaleros?

Los creadores de Robocrop ya están probando otras versiones capaces de recoger también tomates y coliflores. Los expertos esperan poder comenzar el proceso de producción de su robot durante el próximo año.

Quizás sea una conclusión demasiado precipitada; sin embargo, todo parece indicar que en un futuro los robots pasarán a sustituir a los humanos en tareas de recolección. Es un ejemplo claro de la desaparición de determinados puestos de trabajo debido al avance de la tecnología.

Casi con total seguridad hacerse con un robot de este tipo requerirá una gran inversión; pero, ésta se recuperará con el tiempo y compensará a aquellos que cuenten con hectáreas y hectáreas de fincas agrícolas. Es obvio que la expansión de los robots recolectores no llegará de un momento para otro; mas, estamos seguros de que será la evolución a seguir del sector.

Foto destacada: Universidad de Plymouth