Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Amazon recreó un barrio entero para probar sus robots de reparto

Amazon recreó un barrio entero para probar sus robots de reparto

Amazon ha clonado virtualmente un barrio para entrenar a sus robots de reparto. Te explicamos cómo lo han hecho y sus razones para ello.

A principios de este 2019 Amazon anunció Scout; un curioso robot de reparto sobre el que no dieron demasiada información. Ahora, ha salido a la luz la forma en la que la compañía los entrena: clonando virtualmente barrios enteros. ¡Te contamos cómo lo hacen y por qué!

El loco entrenamiento de Scout

Actualmente Amazon está probando nuevas maneras de repartir sus paquetes. El reparto mediante drones es el más sonado; pero, no el único. No nos olvidemos de Scout, el robot repartidor que la multinacional anunció en enero de este mismo año.

Lo que desconocíamos hasta ahora es la forma tremendamente llamativa en la que Amazon entrena a Scout: creando copias idénticas de barrios. Aunque, no os asustéis, hablamos de una simulación virtual, según explican en TechCrunch.

Sean Scott, el vicepresidente de Scout, relata al medio citado que estos robots se enfrentan a pruebas reales; no obstante, recalca la importancia de trabajar con simulaciones. Éste declara que al no haber mapas para navegar por las aceras, desde Amazon se han visto obligados a construir sus propios mapas de cada vecindario.

Para que esos mapas sean lo suficientemente detallados Amazon combina imágenes de alta resolución; datos GPS; técnicas de aprendizaje automático de vanguardia; y tecnología LIDAR.

Simulaciones cruciales antes de enfrentarse al mundo real

Esta metodología permite a Amazon realizar miles de entregas simuladas antes de que el equipo salga a probar el robot directamente en la calle. Como es obvio, solo una multinacional como Amazon tiene el suficiente poder económico como para poder clonar barrios a una versión virtual.

Por otro lado, nos parece una técnica perfecta para que luego el robot no cometa errores (o al menos demasiados). Hay que tener en cuenta que cualquier desperfecto en la acera puede suponer un problema para Scout, todo sin olvidarnos de los coches, animales o personas que se desplacen por la zona.

¿Llegarán pronto estos robots a las calles? Aún es una incógnita; no obstante, lo que ha quedado claro es que Amazon se ha tomado muy en serio su entrenamiento.

Foto destacada: Amazon