Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Youtube se aprovecha del colectivo LGBTQ+ mientras da el beneplácito a vídeos que atacan a homosexuales

Youtube se aprovecha del colectivo LGBTQ+ mientras da el beneplácito a vídeos que atacan a homosexuales

La cantidad de vídeos anti LGBT en Youtube no se ha visto reducida precisamente con motivo del mes del orgullo gay, y la compañía lo defiende.

Estamos en el mes de junio, y eso sólo puede significar una cosa: las compañías descubren a su gay interior. Prácticamente todas las empresas tecnológicas se han sumado al mes del orgullo LGBTQ+ con todo tipo de iniciativas; desde cambiar el logotipo de la empresa en redes sociales por una versión arcoíris, a lanzar productos especialmente pensados para este colectivo.

Es cierto que el sector tecnológico es uno de los más liberales, y donde se encuentran algunas de las personalidades gays, lesbianas y transexuales más populares de la actualidad. Pero no es menos cierto que en muchas ocasiones este “orgullo” es fingido, con el único propósito de vender más o de sacar algún tipo de provecho. El caso más flagrante lo hemos visto en Youtube, una de las compañías más implicadas en las celebraciones de este mes.

Vídeos anti LGBT en Youtube, muy comunes en el mes del orgullo

No es sólo que el logo de Youtube ahora sea multicolor; la imagen de cabecera en el canal oficial de la compañía hace referencias a los diferentes grupos que celebran este mes, incluyendo (y esto es algo raro) a transexuales. El canal también está promocionando vídeos de contenido LGBTQ+ en su portada, y está previsto que la compañía se implique en las celebraciones del día del orgullo.

Vídeos anti LGBT en Youtube

Sin embargo, las acciones de Youtube son bien diferentes, como ha dejado en evidencia el caso de Carlos Maza, periodista de Vox Media (nada que ver con el partido político español). Maza denunció el pasado marzo su experiencia de abusos online, tanto por ser homosexual como latino; pero había un acosador que destacaba por encima del resto, Steven Crowder, un humorista y youtuber de tendencias conservadoras famoso por sus peroratas y polémicas.

En los vídeos publicados en su cuenta de Youtube, Crowder dirige todo tipo de ataques a Maza, principalmente centrados en su homosexualidad y su ascendencia. Desde exagerar sus “movimientos gay” hasta acusarlo de ser un “bebé ancla”, es decir, que sólo nació en EEUU para que sus padres pudiesen obtener la ciudadanía. Aún más, según Maza, Crowder organizó a sus seguidores para que le hicieran “doxing”, un tipo de ataque consistente en encontrar datos personales de la víctima y hacerlos públicos para atosigarla o extorsionarla.

La denuncia de Maza en Twitter se hizo viral con decenas de miles de retuits, hasta el punto de que Youtube no tuvo más remedio que responder. Sin embargo, después de unos días de investigación, la respuesta no ha gustado mucho al colectivo LGBTQ+. Youtube afirma que, aunque es cierto que Crowder ha publicado cosas muy “hirientes”, el contenido de los vídeos no viola las políticas de la compañía.

Youtube acepta que aloja vídeos “hirientes”

En concreto, Youtube afirma que su objetivo es ser una plataforma abierta que permita que cualquiera se pueda expresar; incluso aunque consideremos que sus opiniones sean profundamente ofensivas. Siempre y cuando no violen sus políticas, los creadores podrán seguir publicando vídeos en su plataforma.

Sin embargo, la compañía se contradice claramente, ya que en efecto, sus políticas de uso prohíben contenido que “deliberadamente humillen a alguien”, que “contenga comentarios hirientes y negativos contra otra persona”, y que “incite al acoso”. En su explicación, Youtube define el canal de Crowder como “hiriente”, exactamente el mismo término que usa en las reglas que todos los youtubers tienen que seguir.

El canal de Crowder es uno de los más populares de Youtube, y por lo tanto uno de los que más ingresos de publicidad obtiene. La compañía ha sido acusada de tener más en cuenta los ingresos que estas polémicas le pueden dar, que la protección de un colectivo que no duda en usar para sus campañas de marketing.