Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La fábrica de Martorell de SEAT se convierte en la primera española en recibir piezas con drones

La fábrica de Martorell de SEAT se convierte en la primera española en recibir piezas con drones

Los drones de transporte de SEAT llevan piezas entre diferentes centros de manera rápida y eficiente, un uso pionero en España.

El uso de drones para el transporte ya no es una idea loca ni futurista; es algo en lo que están trabajando muchas empresas del sector, y que está atrayendo a gigantes tecnológicos como Google o Amazon. Pero estos drones no solo servirán para traernos nuestras compras. De hecho, su uso puede ser más revolucionario en el sector industrial, donde normalmente el transporte de materias primas y piezas se realiza en grandes volúmenes; eso no tiene porqué ser así siempre, y en ocasiones simplemente falta una pieza para completar un proyecto o arreglar una máquina, por ejemplo.

Ahí es donde pueden entrar en juego los drones, como han demostrado SEAT y el Grupo Sesé, que han puesto en marcha la primera ruta de transporte de piezas usando drones. Este servicio es pionero en España, ya que es la primera vez que una fábrica recibe piezas usando esta tecnología. Los drones unen dos centros de producción en Martorell para agilizar la producción de coches.

Los drones de transporte de SEAT

El servicio es sencillo: los drones volarán de un centro a otro llevando volantes y airbags a la línea de montaje. Entre un centro y otro hay apenas dos kilómetros, pero normalmente el suministro de estas piezas implica llenar un camión y soportar el tráfico de la zona; es un proceso que puede tardar hora y media, según la compañía. En cambio, un dron es capaz de completar el mismo trabajo en apenas 15 minutos.

El grupo Sesé, especializado en logística, no ha especificado el peso que pueden llevar estos drones; pero es evidente que son capaces de transportar tantas piezas a la vez como un camión. Sin embargo, aunque sean necesarios más viajes para llevar la misma cantidad de material, estos siguen siendo más rápidos y además, como los drones son eléctricos y se recargan con energías renovables, se lucha contra las emisiones de CO2. Estos drones pueden ser especialmente útiles para responder con urgencia ante la demanda de una pieza concreta en la producción. Se espera que los drones den varios viajes a lo largo del día.

Por el momento este se trata de un proyecto piloto, aprobado por la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea); pero si tiene éxito puede ser vital para la industria.