Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Virgin ha tirado un cohete espacial desde un avión de pasajeros, ¿por qué?

Virgin ha tirado un cohete espacial desde un avión de pasajeros, ¿por qué?

La última prueba del cohete de Virgin ha consistido en algo muy simple: tirarlo desde las alturas, pero ¿qué se consigue con eso?

Llegar al espacio no es una nimiedad, sobre todo si quieres hacerlo de manera segura y repetida. Sólo la cantidad de pruebas necesarias para asegurarse de que todo es correcto ya suponen una inversión importante; básicamente estás pagando para destruir cosas, pero a largo plazo merecerá la pena. Eso es lo que debe estar pensando el magnate Richard Branson, que ha visto como una de sus empresas dedicadas a la exploración espacial, Virgin Orbit, ha tirado un cohete desde las alturas.

No, no lo ha lanzado, lo ha tirado. Ha montado el cohete en un viejo Boeing 747 de pasajeros modificado, y cuando estaba a una altura de más de 10 km, lo ha soltado; el cohete no se ha encendido, simplemente ha caído hasta el suelo y ha sido destruido. Y aunque no lo parezca, el resultado de la misión ha sido un éxito porque en eso consistía precisamente la prueba.

La prueba del cohete de Virgin

El objetivo de esta prueba era comprobar cómo la aerodinámica del cohete se comporta en esta situación. Y es que se trata del LauncherOne, un pequeño cohete diseñado no para despegar desde el suelo, sino para ser soltado desde un avión a grandes alturas y llegar al espacio usando menos combustible. Como el nombre Virgin Orbit indica, este cohete no está pensado para llevar al ser humano a Marte ni nada de eso; basta con alcanzar la órbita de la Tierra, y en ese sentido el punto de vista de Virgin es que no hace falta usar un cohete tan grande como los Falcon 9 de SpaceX, por ejemplo.

Virgin Galactic, la casa madre de Orbit, también tiene un objetivo comercial muy diferente. Desde el principio, Branson se enamoró de la idea de ofrecer turismo espacial a clientes selectos,además de servicios personalizados y el LauncherOne será clave en ello. Este pequeño cohete es capaz de poner en órbita pequeños satélites por lo que Virgin podría ofrecer este servicio bajo demanda para cualquiera que quiera poner un proyecto en órbita a buen precio. Pero para eso aún faltan más pruebas, como la de encendido y el lanzamiento real, que debería ocurrir a finales de este mismo verano.